Descubrir la Mina de Diamantes de Mir en Rusia Mar10

Tags

Related Posts

Share This

Descubrir la Mina de Diamantes de Mir en Rusia

Viajar a Rusia es posible e incluso aunque quizás no sea un sitio al que normalmente se vaya de vacaciones, si que existen muchas personas que les encanta las diferentes zonas de Rusia y la historia que se esconde detrás de esos sitios como por ejemplo la Mida de Diamantes de Mir. Aunque viajar a Rusia pueda suponer un viaje un tanto complicado, gracias a las gran cantidad de páginas Web, como por ejemplo Ryanair, actualmente viajar a la gran mayoría de los países es muy fácil.

¿Qué historia esconde la Mina de Diamantes de Mir?

La mina de Mir o también conocida como la mina de Mirny es una de las minas más antiguas de cielo abierto de diamantes que hay en Rusia y  aunque actualmente está inactiva,  en el año 1955 fue una de las minas más activas del mundo. Esta mina está ubicada al lado de la ciudad de Mirny y actualmente cuenta con 525 metros de profundidad y un diámetro de 1200 metros poniéndose así como la segunda mina más excavada del mundo. Sin embargo, no fue hasta 1957 cuando se comenzó a extraer de esta  mina kimberlita, que es un material volcánico que se asocia a los diamantes. Es por esta razón, que uno de los sitios más impresionantes e históricos de Rusia es esta mina y por ello es aconsejable visitarla para que se queden asombrados con su majestuosidad.

¿Cómo viajar a Rusia?

Una de las maneras más sencillas y cómodas de poder viajar al país que queramos visitar es utilizar una página Web específica para viajes como por ejemplo puede ser Ryanair. Gracias a sus grandes servicios Ryanair podemos buscar y volar a una infinidades de países de forma sencilla.

Por otro lado, para viajar a Rusia tan solo tienes que reservar un vuelo y listo podrás volar en las fechas que tu hayas elegido sin ningún tipo de problema y además es muy económico viajar con esta agencia. Gracias a sus precios y a sus diversos servicios podemos disponer de un vuelo agradable y además podremos visitar ciudades rusas como Moscú  o incluso San Petersburgo a un precio que no supera los 150 euros. Además encontrar hoteles low cost en estas ciudades es muy sencillo y además querrás volver a repetir.